Gestión de riesgos ISO 27000

Gestión de riesgos ISO 27000

La norma de gestión de riesgos 27001 está confeccionada específicamente para gestionar la seguridad de la información. Gracias a esta completa norma, cualquier organización podrá almacenar, controlar y guardar toda su información de forma efectiva, garantizando la seguridad de la misma.

La Norma 27001 suele aplicarse en combinación con la Norma 31000 debido a que esta última no contempla específicamente todo lo relativo a la gestión segura en cuanto a la información.

De esta forma, la Norma 31000 nos permite una gestión más global y estratégica del conjunto de la organización, mientras que la norma ISO 27001 nos permite una gestión de riesgos más focalizada en la información.

Estructura de la Norma ISO 27001

La norma empieza con un apartado de orientación sobre la finalidad y uso de la misma, así como el modo en que se va a aplicar la misma.

Seguidamente, encontraremos una serie de indicaciones acerca del conocimiento de la organización, lo que incluye su contexto, necesidades y previsiones futuras.

El liderazgo bien definido es otra de las partes fundamentales de esta y otras normas similares. Entendiendo como tal la capacidad de la dirección para el compromiso y ejercer un liderazgo efectivo. Ello no es óbice para destacar la importancia de que todos los empleados contribuyan de forma práctica al establecimiento de la norma.

Por ello, la dirección debe encargarse que toda la organización conozca sus roles específicos y responsabilidades.

Una correcta planificación es parte fundamental y garantía de que esta normativa se instaura correctamente. En la planificación deberán determinarse con exactitud tanto los riesgos como las oportunidades. Deberán establecerse unos objetivos claros y de qué forma se van a conseguir estos.

La parte de soporte hace referencia a la necesidad de que la organización cuente con todos los recursos y documentación necesarios para saber abordar cada caso.

Una planificación y puesta en marcha de la norma requiere de un seguimiento posterior para comprobar que todo está funcionando tal y como ha quedado establecido, por eso la importancia de la evaluación de desempeño en la que se realizarán una medición y seguimiento de los resultados por parte de quienes ostente la dirección del Sistema.

El último apartado se reserva a la mejora, que ha de ser una constante para seguir optimizando la implantación de esta herramienta.

Gracias a la Norma 27001 las organizaciones pueden tener un control absoluto de toda la información y garantizar la seguridad de la misma. Gracias a software específico de control de riesgos, su implementación, así como la gestión, seguimiento y proceso de mejora, serán mucho más sencillos.

SOLICITE AHORA SU DEMO DE GRC SUITE